EL IMC no es un indicador fiable para la obesidad en mujeres posmenopáusicas

A pesar de su uso común, existe una creciente preocupación en la comunidad médica de que el IMC no sea una medida válida para evaluar la obesidad en adultos mayores porque no tiene en cuenta la ubicación del tejido corporal utilizado para el almacenamiento de grasa, ni diferencia entre la masa grasa y la masa magra.

El desafío se magnifica cuando se trata a mujeres mayores debido a los cambios físicos significativos que ocurren durante el período posmenopáusico, incluidos los cambios en el peso corporal, la redistribución del tejido adiposo, la disminución de la masa muscular esquelética y la pérdida de estatura.

El uso de IMC en una población posmenopáusica donde la ubicación de la grasa almacenada está cambiando puede dar como resultado la clasificación errónea del estado de obesidad y una representación inexacta de los riesgos relacionados con la obesidad. Sin embargo, existen medidas directas de adiposidad (almacenamiento de grasa), como la absorciometría de rayos X de energía dual (DXA), que proporcionan una medición mucho más precisa de la grasa corporal, pero requieren acceso a costosos equipos especializados y técnicos especializados.

Se recogieron datos de las más de 1,300 mujeres posmenopáusicas que participaron en el estudio Buffalo OsteoPerio

Los investigadores calcularon la sensibilidad, la especificidad, el valor predictivo positivo y el valor predictivo negativo para evaluar la validez de la obesidad definida por el IMC en relación con el porcentaje de grasa corporal. Los resultados indican que el uso de IMC puede conducir a un sesgo en la medición de los efectos de la obesidad en los resultados de salud en mujeres posmenopáusicas. Debido a que ahora se espera que las mujeres pasen más de un tercio de sus vidas más allá de la transición a la menopausia, estos hallazgos sobre las deficiencias del uso del IMC para definir la obesidad podrían tener serias implicaciones para una población de pacientes que envejece.

“Las mujeres posmenopáusicas pierden hormonas en la menopausia y esto se asocia con cambios en el metabolismo y la deposición de grasa, pérdida de masa muscular, densidad ósea y, a menudo, pérdida de altura”, dice la Dra. JoAnn Pinkerton, directora ejecutiva de NAMS. “La medición tradicional de la altura y el peso puede no reflejar el grado de obesidad de una mujer determinada. Actualmente, se utiliza un IMC de 30 kg / m2 como punto de corte o medida de la obesidad para tomar decisiones sobre el grado de riesgo quirúrgico y la investigación para determinar el efecto de la obesidad sobre la mortalidad y la morbilidad. Sin embargo, el IMC puede no ser una medida válida de la obesidad para las mujeres posmenopáusicas a medida que envejecen. Se necesita una mejor medida para determinar qué mujeres posmenopáusicas cumplen con la definición de obesidad para fines de investigación y atención clínica ”

Fuente:

http://www.menopause.org/docs/default-source/2017/bmi-not-a-valid-measure-of-obesity-11-15-17.pdf

Articulo original: https://www.news-medical.net/news/20171116/BMI-not-valid-measure-of-obesity-in-postmenopausal-women-study-shows.aspx

 

 

Deja un comentario